Conductas Alimentarias de Riesgo y su asociación con el exceso de peso en adolescentes del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca: un estudio transversal

Autores/as

  • María del Pilar Ramírez Díaz Universidad del Istmo, Juchitán, México.
  • Jorge Fernando Luna Hernández Universidad del Istmo, Juchitán, México.
  • Doireyner Daniel Velázquez Ramírez Universidad del Istmo, Juchitán, México.

DOI:

https://doi.org/10.14306/renhyd.25.2.1170

Palabras clave:

Conducta Alimentaria, Adolescente, Trastornos de Alimentación y de la Ingestión de Alimentos, Sobrepeso, Obesidad

Resumen

Introducción: Las Conductas Alimentarias de Riesgo (CAR) son manifestaciones similares a los trastornos de la conducta alimentaria, sin embargo,se presentan con menor frecuencia e intensidad y generalmente se desarrollan durante la adolescencia. El objetivo de este estudio fue evaluar la prevalencia de CARpor sexo y su asociación con el exceso de pesoen estudiantes de secundaria de la región del Istmo de Tehuantepec del Estado de Oaxaca, México.

Material y métodos: Diseño observacional de tipo transversal analítico. Un total de 268 adolescentes entre 12 y 15 años fueron incluidos. Se utilizó el Cuestionario Breve de Conductas Alimentarias de Riesgo (CBCAR) para determinar la prevalencia de CAR. Se identificó el exceso de peso considerando las referencias establecidas por la OMS de los puntajes z del índice de masa corporal para la edad (IMC/E) por sexo. Las variables cualitativas se analizaron mediante χ2. El análisis de asociación se realizó mediante regresión de Poisson con varianza robusta obteniendo razones de prevalencia en el paquete estadístico STATA v. 14.

Resultados: El 8,6 % de los adolescentes presentó un alto riesgo de CAR, siendo más prevalente en mujeres sin mostrar diferencias estadísticamente significativas. La preocupación por engordar fue mayor en mujeres (p<0,001) en comparación con los hombres. El sobrepeso y la obesidad se asociaron significativamente con la presencia de CAR; (RP= 1,55; IC 95% 1,03-2,32) y (RP= 2,79; IC 95% 1,75-4,44) respectivamente.

Conclusiones: La prevalencia de alto riesgo de CAR en la población de estudio fue mayor a lo reportado con anterioridad, siendo más prevalente en mujeres. Además, el IMC elevado se asoció significativamente con la presencia de CAR, por lo tanto, es importante generar intervenciones para el control de peso que incluyan aspectos biopsicosociales para prevenir conductas de riesgo entre los adolescentes.

Biografía del autor/a

María del Pilar Ramírez Díaz, Universidad del Istmo, Juchitán, México.

Profesora Investigadora de Tiempo Completo Asociada B, de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad del Istmo, Oaxaca.

Coordinadora de proyectos en Salud Pública con énfasis en Epidemiología.

Jorge Fernando Luna Hernández, Universidad del Istmo, Juchitán, México.

Profesor Investigador de Tiempo Completo Asociado B, de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad del Istmo, Oaxaca.

Coordinador de proyectos en Salud Pública con énfasis en Biomedicina.

Doireyner Daniel Velázquez Ramírez, Universidad del Istmo, Juchitán, México.

Profesor Investigador de Tiempo Completo Asociado B, de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad del Istmo, Oaxaca.

 

Citas

(1) Asociación Americana de Psiquiatría (APA). Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. 5ta ed. Madrid: Editorial MédicaPanamericana; 2014.

(2) Treasure J, Antunes T, Schnidt U. Eating disorders. The Lancet. 2020; 365 (10227): 899-911.

(3) Herpertz B. Adolescent eating disorders: update on definitions, symptomatology, epidemiology, and comorbidity. Child AdolescPsychiatr Clin N Am. 2014; 24(1): 177-196.

(4) Spelt J, Meyer JM. 1995. Genetics and eating disorders. In Behavior Genetic Approaches in Behavioral Medicine, ed. JR Turner, LR Cardon, JK Hewitt, pp. 167–85. New York: Plenum.

(5) Striegel-Moore R. Risk factors for eating disorders. Ann. NY Acad. Sci. 1997; 817 (1): 98–109

(6) Stormer SM, Thompson JK. Explanations of body image disturbance: a test of maturational status, negative verbal commentary, social comparison, and sociocultural hypotheses. Int J Eat Disord. 1996; 19 (2): 193-202.

(7) Ogden J, Steward J. The role of the mother-daughter relationship in explaining weight concern. Int J EatDisord. 2000; 28 (1):78-83.

(8) Vitousek KB, Hollon SD. La investigación del contenido esquemático y el procesamiento en los trastornos alimentarios. Cogn El r Res. 1990; 14: 191-214.

(9) Borda M, Asuero R, Avargues ML, Sánchez M, del Río C, Beato L. Estilos parentales percibidos en los trastornos de la alimentación. Rev Argent ClínPsicol. 2019; 28(1): 12-21.

(10) Unikel C, Bojórquez I, Villatoro J, Fleiz C, Medina M. Conductas alimentarias de riesgo en población estudiantil del Distrito Federal: Tendencias 1997-2003. Rev Invest Clín.2006; 58(1), 15-27.

(11) Gleaves DH, Brown JD, Warren CS. The continuity/discontinuity models of eating disorders — A review of the literature and implications for assessment, treatment, and pre vention. BehavModif. 2004;28(6):739-62.

(12) Lewinsohn PM, Striegel RH, Seeley JR. Epidemiology and natural course of eating disorders in young women from adolescence to young adulthood. J Am Acad Child AdolescPsychol. 2000; 39: 1284-92

(13) Organización Mundial de la Salud [Internet]. Desarrollo en la adolescencia. [Consultado el 13 de mayo de 2020] (Disponible en: https://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/adolescence/dev/es/ )

(14) Organización Panamericana de la Salud [Internet]. Adolescencia, Manual Clínico. [Consultado el 13 de mayo de 2020] (Disponible en: https://www.paho.org/par/index.php?option=com_docman&view=download&category_slug=publicaciones-con-contrapartes&alias=384-manual-clinico-de-la-adolescencia&Itemid=253 )

(15) Stice E, Whitenton K. Risk factors for body dissatisfaction in adolescent girls: A longitudinal investigation. Dev Psychol. 2002; 38(5): 669–678.

(16) Stice E, Bearman S. Body image and eating disturbances prospectively predict increases in depressive symptoms in adolescent girls: A growth curve analysis. Dev Psychol. 2001; 37(5): 597–607.

(17) Radilla C. Prevalencia de conductas alimentarias de Riesgo y su asociación con ansiedad y estado nutricio en adolescentes de escuelas secundarias técnicas del Distrito Federal, México. RevEspNutr Comunitaria. 2015;21(1):15-21.

(18) Amaya A, Álvarez G, Ortega M, Mancilla JM. Peer influence in preadolescents and adolescents: A predictor of body dissatisfaction and disordered eating behaviors. Rev Mex TrastorAliment. 2017; 8(1): 31-39.

(19) Instituto Nacional de Salud Pública [Internet]. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018; Presentación de resultados. [Consultado el 13 de mayo de 2020]. (Disponible en: https://ensanut.insp.mx/encuestas/ensanut2018/informes.php)

(20) Unikel C, Saucedo T, Villatoro J, Fleiz C. Conductas alimentarias de riesgo y distribución del índice de masa corporal en estudiantes de 13 a 18 años. Salud Ment. 2002; 25: 49-57.

(21) Díaz MC, Bilbao GM, Unikel C, Muñoz A, Escalante EI, Parra A. Relación entre estatus nutricional, insatisfacción corporal y conductas alimentarias de riesgo en estudiantes de nutrición. Rev Mex Trastor Aliment. 2019; 10(1): 53-65.

(22) Palma O, Hernández MI, Hernández A, Unikel C, Olaiz G, Bojorquez I. Association of socioeconomic status, problem behaviors, and disordered eating in Mexican adolescents: Results of the Mexican national health and Nutrition Survey 2006. J AdolescHealth. 2011; 49:400-406.

(23) Saucedo T, Unikel C. Conductas alimentarias de riesgo, interiorización del ideal estético de delgadez e índice de masa corporal en estudiantes hidalguenses de preparatoria y licenciatura de una institución privada. Salud Ment. 2010; 3(1): 11-19.

(24) Instituto Nacional de Salud Pública [Internet]. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018. [Consultado el 03 de noviembre de 2020] (Disponible en: https://ensanut.insp.mx/encuestas/ensanut2018/informes.php)

(25) Unikel C, Bojórquez L, Carreño S. Validación de un cuestionario breve para medir conductas alimentarias de riesgo. Salud pública Méx. 2004; 46 (6): 509-515.

(26) Organización Mundial de la Salud. Curso de capacitación para la evaluación de crecimiento del niño: Material de apoyo-pesando y midiendo a un niño. [Consultado el 23 de junio de 2020] (Disponible en : https://www.who.int/childgrowth/standards/es/ )

(27) Vidmar S, Cole T, Pan H. Standardizinganthropometricmeasures in children and adolescentswithfunctionsforegen: Update. The Stata Journal. 2013; 13 (2): 366-378.

(28) StataCorp (2015). Stata Statistical Software: Release 14. College Station, TX: stata corp. Recuperado de: https://www.stata.com/support/faqs/resources/cit ing-software-documentation-faqs/

(29) Unikel C, Nuño B, Celis A, Saucedo T, Trujillo EM, García F, Trejo J. Conductas alimentarias de riesgo: prevalencia en estudiantes mexicanas de 15 a 19 años. Revinvest. Clín.2010; 62 (5). 424-432.

(30) Quintero A, González G, Gutiérrez J, Puga R, Villanueva J. Prevalencia de conductas alimentarias de riesgo y síndrome metabólico en escolares adolescentes del estado de Morelos. Nutr Hosp. 2018; 35(4):796-804.

(31) Altamirano MB, Vizmanos B, Unikel C. Continuo de conductas alimentarias de riesgo en adolescentes de México. Rev Panam Salud Publica. 2011; 30(5): 401–7.

(32) Sámano R, Zelonka R, Martínez H, Sánchez B, Ramírez C, Ovando G. Asociación del IMC y CAR en el desarrollo de TCA. Arch Latinoam Nutr. 2012; 62 (2): 145-154.

(33) Nuño BL, Celis A, Unikel C. Prevalencia y factores asociados a las conductas alimentarias de riesgo en adolescentes escolares de Guadalajara según sexo. Revinvest. Clín. 2009; 61 (4): 286-293.

(34) Figueroa A, García O, Revilla A, Villarreal L, Unikel C. Modelo estético corporal, insatisfacción con la figura y conductas alimentarias de riesgo en adolescentes. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2010; 48 (1): 31-38.

(35) Bojórquez I, Mendoza ME, Tolentino M, Morales RM, De-Regil LM. Las conductas alimentarías de riesgo no se asocian con deficiencias de micronutrimentos en mujeres en edad reproductiva de la ciudad de México. Arch Latinoam Nutr. 2010; 60(1): 64-69.

(36) Striegel RH. Risk factors for eating disorders. Ann. NY Acad. Sci. 1997; 817(1):98–109.

(37) Palma O, Hernández MI, Villalobos A, Unikel C, Olaiz G, Bojorquez I. Association of socioeconomic status, problem behaviors, and disordered eating in Mexican adolescents: results of the Mexican National Health and Nutrition Survey 2006. J Adolesc Health. 2011; 49 (4):400-6.

(38) Marcus MD, Bromberger JT, Wei HL, Brown C, Kravitz HM. Prevalence and selected correlates of eating disorder symptoms among a multiethnic community sample of midlife women. Ann BehavMed. 2007; 33(3):269-77.

(39) Olsen AM, Sansigolo LR, Magalhães ML. Comportamentos de risco para transtornos do comportamento alimentar entre adolescentes do sexo feminino de diferentes estratos sociais do Nordeste do Brasil. Ciênc Saúde Coletiva. 2011; 16 (1):121-32.

(40) Power Y, Power L, Canacas MB. Low Socioeconomic Status Predicts Abnormal Eating Attitudes in Latin American Female Adolescents. Eat Disord. 2008; 16 (2): 136-145.

(41) Cafri G, Yamamiya Y, Brannick M, Thompson JK. The influence of sociocultural factors on body image: A meta-analysis. Clin Psychol. 2005; 12(4), 421–433.

(42) Garner DM, Keiper CD. Eating disorders. Rev Mex Trastor Aliment. 2010; 1(1): 1-26.

(43) Dohnt H, Tiggemann M. The contribution of peer and media influences to the development of body satisfaction and self-esteem in young girls: A prospective study. Dev Psychol.2006; 42(5): 929-936.

(44) Hutchinson DM, Rapee RM. Do friends share similar body image and eating problems? The role of social networks and peer influences in early adolescence. Behav Res Ther. 2007; 45(7): 1557-77.

(45) Mooney E, Farley H, Strugnell C. A qualitative investigation into the opinions of adolescent females regarding their body image concerns and dieting practices in the Republic of Ireland (ROI). Appetite. 2009;52 (2): 485-491.

(46) Marín V, Sommer K, Agurto P, Ceballos M, Aguirre M. Riesgo de trastornos alimentarios en adolescentes obesos de la región Metropolitana. Rev méd Chile. 2014; 142(10): 1253-1258.

(47) Bolaños P, Jáuregui I. Sobrepeso y obesidaden los trastornos de la conducta alimentaria. Rev Esp Nutr Comunitaria.2010; 16(2):83-89.

(48) Sagar R, Tanu G. "Psychological aspects of obesity in children and adolescents." Indian J Pediatr. 2018; 85(7): 554-559.

(49) Garner D, Garfinkel P. The Eating Attitudes Test: an index of the symptoms of anorexia nervosa. Psychol Med. 1979; 9 (02): 273-279.

Publicado

2020-12-29

Cómo citar

Ramírez Díaz, M. del P., Luna Hernández, J. F., & Velázquez Ramírez, D. D. (2020). Conductas Alimentarias de Riesgo y su asociación con el exceso de peso en adolescentes del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca: un estudio transversal. Revista Española De Nutrición Humana Y Dietética, 25(2), 246–255. https://doi.org/10.14306/renhyd.25.2.1170

Artículos similares

1 2 > >> 

También puede {advancedSearchLink} para este artículo.